¿Un ligero frenazo en el mayor consumidor mundial? | José Ramón Sánchez

¿Un ligero frenazo en el mayor consumidor mundial?

Atención al debilitamiento del sector exterior chino al que se le une problemas en el sector inmobiliario uno de los principales motores de crecimiento interno… En Europa también el lado monetario se desacelera a la par que el ritmo del crecimiento… ¿Estanflación…?

En China, surgen cierta incertidumbre atisbando desaceleración: 1) Las exportaciones chinas caen un 5,6%, frenando su recuperación de los últimos meses. Las importaciones aumentaron un 2,2%. Estos datos muestran un nuevo debilitamiento del comercio exterior chino tras la recuperación de julio y agosto pasados, cuando las exportaciones chinas registraron aumentos consecutivos. Y 2) Mientras en lo doméstico, la economía está pendiente del mercado inmobiliario: más de 20 ciudades han desplegado restricciones desde septiembre ante la subida de la vivienda. Las encuestas de precios empezaron a mostrar recuperación a finales de 2015 y a acelerar bruscamente en 2016, registrando un aumento del 9,2% interanual en agosto. La producción industrial y las ventas minoristas crecieron en agosto más rápido de lo esperado. Pero esto último parece haber creado preocupación. Los préstamos hipotecarios representaron más del 70% de los préstamos bancarios totales en agosto después de alcanzar más del 90% en julio. Si lo son en exceso, es probable que causen inestabilidad económica.

Por su parte, en Europa, la zona euro se asoma de nuevo a la estanflación, una situación altamente negativa y que conlleva serias incertidumbres. La baja inflación le ha dado un respiro a la economía de la zona euro en los tres últimos años. El PIB de esa región económica lleva creciendo 13 trimestres consecutivos. Todo eso puede cambiar en los próximos trimestres. Mientras que la inflación repuntará con fuerza desde el 0,3% del tercer trimestre en el tercer trimestre, al 0,7% en el cuarto trimestre hasta llegar al 1,3% en el primer trimestre de 2017, lo que significa el nivel más alto en tres años, el crecimiento del PIB irá justamente en sentido inverso. Eso significa que Europa, tras tres años de tregua, se enfrenta de nuevo al riesgo de estanflación: crecimiento bajo y precios altos. …Y El PIB del Reino Unido puede caer un 9,5% pudiendo perder unos 66.000 millones de libras (72.864 millones de euros) de recaudación fiscal anual si los británicos optan por un “Brexit duro”. Una caída tan importante de ingresos fiscales puede obligar al Gobierno a reducir el gasto público o subir los impuestos. Y aunque la caída de la libra ayudará a las exportaciones, también aumenta el coste de muchas importaciones. El resultado más probable es que numerosos ciudadanos británicos sientan que tienen menos ingresos disponibles que antes. Cualquier impulso post-Brexit tendrá que luchar contra ello, en un entorno en el que parece más que probable que Estados Unidos pueda subir tipos de interés…

Sin comentarios | Leído 43 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*