Trump mantiene la confianza de sus compatriotas | José Ramón Sánchez

Trump mantiene la confianza de sus compatriotas

Los estadounidenses confían, de momento, en Trump: la confianza sube a máximos de doce años. Por su parte, en Japón la debilidad de los precios sigue distanciando el objetivo del 2% a pesar de los esfuerzos inflacionistas del BoJ. Esfuerzos que permite al Banco de Suecia mantener tipos en negativo y ampliar su programa de compra de bonos y modernizarse con los tiempos: se está planteando complementar su sistema monetario con la emisión de “e-coronas”, mientras en la misma Europa la unión Europea busca fórmulas para la situación de la deuda griega.

Los precios caen en Japón. Así las cosas, el Índice de Precios de Consumo (IPC) de Japón cayó en noviembre un 0,4% por ciento interanual. El subyacente, que excluye los alimentos frescos por su excesiva volatilidad, se mantuvo plano respecto al mes precedente. Esta debilidad muestra de nuevo que el Banco de Japón (BoJ) sigue lejos de alcanzar la meta de situar la inflación en torno al 2% como persigue su programa de flexibilización, con el objetivo de terminar la deflación crónica que afecta a la tercera economía mundial.

Y el resultado de las elecciones presidenciales siguen dejando influencias en la economía: Trump dispara la confianza de los consumidores de Estados Unidos a máximos de doce años. La valoración de la coyuntura actual por parte de los consumidores ha mejorado en diciembre hasta los 111,9 puntos desde los 107,3 del mes de noviembre, con un importante repunte a raíz del optimismo generado por las políticas promulgadas por el presidente electo. Por su parte, las expectativas aumentaron a 89,5 puntos, frente a los 85,2 del mes anterior.

En Europa, destacamos al Banco de Suecia, que mantiene los tipos en negativo y amplía la duración de su programa de compra de bonos. En concreto en el -0,50% para apoyar la recuperación de la inflación, para lo que extenderá otros seis meses su programa de compra de deuda, aunque reducirá sus adquisiciones a 30.000 millones de coronas (3.110 millones de euros) frente a los 45.000 millones de coronas (4.660 millones de euros) de los últimos seis meses de 2016. Las probabilidades de una subida de tipos han aumentado, pero siguen por debajo de las estimaciones que pronostican que no se producirá hasta, al menos, 2018.

Y sin movernos de Europa, la Unión Europea tiene previsto negociar en enero cómo aliviar la deuda de Grecia. Recordemos que se decidió suspender la aplicación de las primeras medidas que se habían pactado para aliviar la deuda pública de Grecia el pasado 14 de diciembre, después de concluir que las últimas decisiones del Gobierno heleno, como la de devolver la paga extra a 1,6 millones de pensionistas, no estaban en consonancia con los acuerdos. A pesar de ello, el Eurogrupo acordó el 5 de diciembre un paquete de medidas a corto plazo que se adoptarían para poder reestructurar la deuda pública helena. La deuda pública en Grecia creció en el tercer trimestre de 2016 en 6.201 millones de euros hasta los 315.292 millones. Esta cifra supone que la deuda alcanzó el 179,20% del PIB, mientras que en el trimestre anterior, fue del 176,10%.

Sin comentarios | Leído 11 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*