Los tipos en Estados Unidos no pueden esperar | José Ramón Sánchez

Los tipos en Estados Unidos no pueden esperar

La inflación en Estados Unidos en máximos de dos años y la FED comentando que hay riesgos de retrasar más la subida de tipos en una economía con desequilibrios entre Estados a pesar de su buen tono general…, parece obvio. Y otra sacudida al mercado de divisas: un “brexit” extremo podría llevar a la paridad libra / euro… ¿Y el dólar?… Por su parte el crudo continua con sobresaltos; esta vez, la técnica extractiva estadounidense del “fracking” amenaza con incrementar su protagonismo… con el subsiguiente impacto temeroso sobe la OPEP…

Los tipos en Estados Unidos no pueden esperar; se esperan más subidas:

1) De un lado, la inflación alcanza el 2,1% en diciembre, su nivel máximo en más de dos años, cuatro décimas por encima de la lectura del mes anterior y su nivel más alto desde junio de 2014. La tasa de inflación subyacente en términos mensuales, repuntó un 0,2% en diciembre, en línea con el dato del mes anterior.

2) El libro Beige (que recoge información de la actividad en el país) muestra que la economía sigue expandiéndose aumentando la presión inflacionista con una tasa de desempleo en el 4,7%, en niveles considerados próximos al pleno empleo y no vistos desde antes de la crisis financiera de 2008-09.

3) La propia Reserva Federal ha alertado acerca de los riesgos que podría suponer retrasar más subidas de tipos previendo niveles cercanos al 3% para finales de 2019. La próxima reunión de política monetaria tendrá lugar el 30 de enero y 1 de febrero, ya con el presidente electo Donald Trump en el cargo, al que accede este viernes 20 de enero. El mercado coincide en que si Trump aplica su anuncio plan de agresivo estímulo fiscal la FED podría verse forzada a elevar con mayor rapidez los tipos de interés.

Por su pate la salida del Reino Unido de la Unión Europea o UE (el ya consabido “brexit”), podría influir una vez más en los mercados; esta vez le toca a la libra, de la que no se descarta que pudiera alcanzar incluso la paridad con el euro, si se cumple el endurecimiento de la situación como así afirma la primera ministra británica Theresa May. Una ruptura a las malas pondría en peligro el futuro de la City, principal centro financiero de la zona euro. El 75% de las operaciones internacionales en euros se liquidan en Londres. Y sólo en el sector de las cámaras de compensación, la City se juega más de 84.000 puestos de trabajo.

Y en el mercado del crudo, el fracking de Estados Unidos amenaza a la OPEP. El último informe de la Agencia de la Energía de ese país muestra que habrá un incremento de la producción de crudo en diciembre de 2016, por parte de nuevos pozos en las principales regiones productoras. Así, aunque la producción global de crudo sigue siendo inferior respecto al mismo mes de 2015, la volatilidad del precio del petróleo será mucho mayor en 2017.

Sin comentarios | Leído 49 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*