La situación de incertidumbre cunde en el mundo

Tanto en el aspecto monetario como del crecimiento, en los cuales se observan ralentizaciones en la OCDE, Estados Unidos y Europa…salvo en Reino Unido que crece a pesar del “Brexit”. Se buscan medidas correctoras. Mientras las empresas europeas empiezan a colocar deuda, Suecia opta por mantener tipos ante un futuro cercano poco esperanzador.

¿Síntomas de desaceleraciones?

1) La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha indicado que la inflación interanual se situó en julio en el 0,8% en el conjunto de sus miembros, una décima menos que el mes anterior. Los precios de la energía cayeron en julio un 7,8% frente al descenso interanual del 7,1% en junio, y los de los alimentos avanzaron un ligero 0,1%, una décima más que el mes anterior. La Organización señaló en su comunicado que la inflación subyacente, que excluye los precios de la alimentación y de la energía, considerados los dos elementos más volátiles, se mantuvo estable en julio, en el 1,8%.

2) Desde una perspectiva real, el panorama tampoco es muy alentador. Así, de un lado, Alemania, cuya producción industrial registró la mayor caída en casi dos años en julio, un 1,5% respecto al mes anterior, mientras que en Europa, la zona euro frena u crecimiento al 0,3% en el segundo trimestre liderado por Eslovaquia (+0,9%), por delante de España (+0,8%) y Chipre (+0,7%); los peores registros correspondieron a Francia, Italia y Finlandia, que se estancaron.

3) Pero, a pesar de todo, un indicio optimista: Reino Unido crece pese al “Brexit”. El PMI, el sector experimentó en agosto el mayor repunte mensual en los 20 años de historia del índice. También se registró un rebote similar en el sector manufacturero. Pese a ello, en el tercer trimestre, la economía crecerá solo un 0,1%, frente al alza del 0,6% experimentada en el segundo trimestre.

Por su parte, algunas medidas se llevan a cabo:

1) Las empresas de la Eurozona comienzan a cobrar por colocar su deuda. La francesa Sanofi y la alemana Henkel se convierten en las primeras empresas en colocar deuda con rentabilidades negativas.

2) Suecia mantiene los tipos de interés en el -0,5%, dada la evolución sólida de la economía nacional, aunque también la considerable incertidumbre en el extranjero, entre otros motivos por el triunfo del “no” a la UE en el referendo británico.

Por último, la incertidumbre política añade más leña al fuego, afectando incluso a la próxima reunión del Banco Central Europeo, que puede llevarle a ser más pesimista respecto al crecimiento económico. El mercado no se aclara respecto a las medidas a tomar por la máxima autoridad monetaria.

Sin comentarios | Leído 85 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *