El yuan entra en el mundo | José Ramón Sánchez

El yuan entra en el mundo

El sector monetario está en boga. A vueltas con los tipos en Estados Unidos… ¿Será esta vez en diciembre la esperada subida o solo está ganando tiempo…? Y siguiendo con Japón continua con su paquete de estímulos para apoyar su economía. Y el BCE que exige mínimos para aprobar la próxima solvencia de las entidades financieras…, veremos qué resultados surgen de los test de stress. Y el yuan entra oficialmente en el mundo: el FMI reformula su cesta de divisas para incluir la moneda china.

En Estados unidos, la FED dilata los plazos: ahora habla de diciembre como posibilidad para mover tipos… ¿Al alza? El mensaje predominante es el de “cautela”. Todavía tiene que asegurarse de que las repercusiones financieras relativas al referéndum británico están contenidas; el mercado laboral sigue sanando; el gasto mantiene su trayectoria de crecimiento y las previsiones de inflación se estabilizan. A pesar de todo, los recelos ante las elecciones presidenciales que vivirá Estados Unidos el próximo 8 de noviembre vuelven a situar a la FED en un compás de espera.

Mientras, Japón aprobará un paquete de estímulo fiscal de más de 241.000 millones, después de que se hubiera barajado durante la última semana una cantidad inferior, en torno a los 20 billones de yenes. Este paquete se centrará en la inversión en infraestructuras, con el foco puesto en mejorar los servicios para el sector turístico y en favorecer las exportaciones agrícolas.

Y en Europa, a la espera de nuevos test de stress cuyo resultado se dará a conocer el próximo 29 de julio. El supervisor único de la eurozona (la Autoridad Bancaria Europea, EBA) ha fijado una nota de corte: exige a los bancos una ratio de capital de máxima calidad (CET1) del 5,5% en el escenario adverso para aprobar el examen. Estará representado alrededor del 70% de los activos del sistema financiero, frente al 85% del anterior control en octubre de 2014 en el cual se pidió un 8% de CET1.

El yuan entra en el mundo: el FMI reformula su divisa para dar cabida al yuan, denominada como Derecho Especial de Giro (SDR, por sus siglas en inglés). De esta forma, la nueva metodología implicará el uso de cálculos más simples a la hora de redondear el peso que el dólar, el euro, la libra, el yen y el yuan tendrán en su divisa.

Sin comentarios | Leído 38 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*