El efecto Trump se desvanece | José Ramón Sánchez

El efecto Trump se desvanece

¿El mercado vuelve a la racionalidad? El “efecto Trump” parece que se diluye y el euro a máximos anuales (aunque a la espera de las elecciones francesas), en contraste con el Brexit: tipos de interés al 4% y caída del PIB del 4,7%… mientras el Banco Central Europeo apunta la necesidad de más fusiones bancarias ante la caída de rentabilidades en el sector.

El “efecto Trump” se desvanece: el euro a máximos anuales, en el entorno de los 1,087 dólares. Tras el último resultado política a propósito de la reforma sanitaria, la depreciación del billete verde ha llevado a alzas importantes en la divisa europea. La debilidad de las últimas sesiones le ha llevado a perder casi todo lo conquistado en el rally alcista que inició tras la llegada del republicano a la Casa Blanca y ha alejado la perspectiva de lograr la paridad con la moneda única europea, que tan cercana estuvo durante los primeros compases del año. Las elecciones francesas también planean sobre las cotizaciones. Si la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, se convierte en presidenta del país galo, el euro tendría una reacción similar a la que vivió la libra tras conocerse el resultado del referéndum de Reino Unido. Por su parte, el yuan, la divisa que puso contra las cuerdas al mercado en agosto de 2015 y, de nuevo, a comienzos de 2016 tras ser devaluada por las autoridades chinas, salió de la última reunión de la Reserva Federal estadounidense, en niveles de volatilidad mínimos y aparente estabilidad.

Y el Brexit que no deja descansar a los mercados. Esta vez le toca al sector bancario; los nuevos test de resistencia a la banca británica prevén un escenario hipotético en que cae la inversión extranjera y sube la prima de riesgo de la deuda del Reino Unido: tipos de interés al 4%, caída del PIB del 4,7% descenso del 33% del precio de la vivienda y una tasa de desempleo del 9,5%. El Banco de Inglaterra introdujo en 2013, con los primeros resultados en 2014, sus propios test de resistencia para los bancos del Reino Unido, que efectúa en paralelo y de forma independiente a los organizados por las instituciones europeas.

A su vez, el BCE subraya la necesidad de fusiones bancarias en la zona euro por la baja rentabilidad del sector. Los bancos europeos necesitan gastar 65 céntimos para ganar un euro, mermando las posibilidades de crecimiento, a la que contribuyen el exceso de capacidad, las ineficiencias y los activos heredados. La rentabilidad de los recursos propios se mantuvo estable en 2016 debido a las menores dotaciones por deterioro, que compensaron la reducción de los beneficios de explotación.

1 Comentario | Leído 27 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Una respuesta a “El efecto Trump se desvanece”

  1. Josep dice:

    Claro y conciso como siempre, esto es un claro ejemplo de cómo deberían ser los posts, con cuatro párrafos describes a la perfección la situación financiera actual.

Enviar Comentario

*