¿Desaceleración en China? | José Ramón Sánchez

¿Desaceleración en China?

La segunda economía mundial, motor y representante del impulso de otros países al margen de las tres zonas (Estados Unidos, Japón y Europa) da visos de agotamiento. Por su parte, encontramos elevadas volatilidades en los mercados de renta fija estadounidense. El anuncio de la FED de la retirada paulatina de estímulos puso nerviosismo en las negociaciones, ahora algo más calmadas a la espera del procedimiento y plazos de retirada. No esperamos movimientos de tipos oficiales significativos…

 Los últimos datos de China anuncian una moderación del crecimiento hacia el 7%, una tasa muy alta para el resto del mundo, pero a la baja. Las exportaciones china están perdiendo atractivo y las grandes inversiones e infraestructuras del gobierno chino pueden estar creando un problema de deuda. El PIB chino creció un 7,5% en el segundo trimestre, lo que supone el noveno trimestre de los 10 últimos con ralentizaciones. Pekín ha planeado un crecimiento económico del 7,5% para este año, el menor en 23 años y casi la mitad del 14% registrado en el 2007, pero no descarta que pueda bajar hasta el 7%, aunque lo considera un crecimiento sostenible y escasamente perjudicial para el crecimiento económico. No obstante, aparte de los problemas comentados, la situación es cuando menos, para tenerla en cuenta: la crisis de liquidez (que provocó la salida a la palestra del Banco de China anunciando que la restricción no era de la magnitud que el mercado consideraba) fue provocada fundamentalmente por una caída en la afluencia de fondos en el mercado cambiario y por una contracción temporal a mitad de junio con el fin de reestructurar el mercado en una situación en la que se estaba formando una burbuja crediticia que ya venía del problema inmobiliario de 2010.

 Por otro lado, la nota significativa la encontramos asimismo en los mercados estadounidenses, ahora caracterizados por una elevada volatilidad. De un lado, el nerviosismo previo a las palabras de la FED y su intención de la retirada paulatina de estímulos. Por ello, el propio Bernanke podría haberse visto sorprendido por la fuerte reacción de los mercados al anuncio y esto explicaría, en parte, la razón del porqué el máximo responsable de la FED hiciese hincapié en la distinción entre lo que significa estrechamiento y endurecimiento, así como en el hecho de que las compras de activos estén siendo examinados de manera constante y sujetas a cambios si los datos de actividad económica se debilitan más de lo esperado. En dos meses, las rentabilidades de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años han aumentado en alrededor 100 puntos básicos, hasta el 2,5%. Por la parte variable, las alegrías se suceden en niveles históricos: el Dow Jones sube un 0,14% y logra un nuevo récord histórico impulsado por los resultados de las empresas; en esta ocasión, United Technologies DuPont y Apple. No obstante, detectamos cierta pausa en el movimiento y podríamos verlo de nuevo por debajo de los 15.000 puntos, en la zona de los 14.890 puntos.

Sin comentarios | Leído 105 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*