Construcción y empleo en Europa | José Ramón Sánchez

Construcción y empleo en Europa

En Europa, buenos datos aislados (el desempleo británico en mínimos de doce años y el empleo que más crece en la OCDE está en Grecia, España y Portugal), pero en conjunto algo flojea. La producción en el sector de la construcción cayó un 0,2 % en los países del euro y un 0,4 % en el total la Unión Europea. China sigue creciendo, aunque con cierta ralentización y podría llevar al barril de crudo hasta los 170 dólares en unos años.

Europa: luces y sombras

1) De un lado, la producción en el sector de la construcción cayó un 0,2 % en los países del euro y un 0,4 % en el conjunto de la Unión Europea, el pasado mes en comparación con el anterior.

2) No obstante, el desempleo británico se sitúa en el 4,3 % y alcanza nivel mínimo en 12 años, frente al 5 % registrado hace un año. A la vista de estos datos, muchas medidas del mercado laboral continúan reforzándose: el crecimiento registrado en el empleo en el último trimestre fue motivado, principalmente, por las mujeres.

Por su parte, la tasa de empleo (porcentaje de personas con empleo entre la población de 15 a 64 años) en el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) subió dos décimas entre abril y junio con respecto al primer trimestre, hasta el 67,6 %. Esa cifra está 3,2 puntos porcentuales por encima del mínimo que hubo en 2009, aunque todavía queda un punto por debajo del nivel que se había alcanzado en 2008, antes de que se hicieran sentir los efectos de la crisis económica.

China mantiene su senda de crecimiento

Un 6,8 % interanual en el tercer trimestre, un ritmo de expansión que representa una leve desaceleración respecto del 6,9. La economía oriental podría llegar a influir en los precios del crudo. Hay investigadores que creen que aún puede haber sorpresas con el precio del “oro negro” a medio plazo, que incluso podría llevar a su cotización a máximos históricos hasta los 172 dólares por barril en el año 2025 si China mantiene un elevado ritmo de crecimiento económico combinado con unas políticas energéticas intensivas en petróleo. Este escenario extremo podría desembocar en un crecimiento del consumo de crudo en China que duplique el pronosticado. Entre 2005 y 2015, el consumo de crudo en China aumentó en 4,8 millones de barriles por día, lo que representa casi la mitad del aumento del consumo global de petróleo, y la cuota del consumo de petróleo por parte de China alcanzó el 12 %.

Sin comentarios | Leído 39 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*