Complejidad financiera para aumentar los ingresos | José Ramón Sánchez

Complejidad financiera para aumentar los ingresos

Atención de nuevo a la volatilidad en los mercados, especialmente de renta variable: ¿especulación subyacente? Aunque el Banco Central Europeo trata de tranquilizar a los mercados de renta fija. Y siguiendo con en Europa, la confianza en la economía está en máximos de 16 años a pesar de que caen ligeramente las expectativas sobre la producción.

¿Se cercan nubes en el horizonte de otros mercados? Al parecer, el uso cada vez mayor de productos financieros complejos ligados a la volatilidad de la renta variable por parte de inversores, como los fondos de pensiones, están aumentando los riesgos de un posible “shock” del mercado. Existe un creciente interés por la rentabilidad que está impulsando a los inversores a buscar nuevas formas de aumentar sus ingresos a través de instrumentos de alta complejidad. Pero el Banco Central Europeo (BCE) insiste en que no hay burbuja financiera en la eurozona que necesite una intervención, a pesar de que es consciente de los riesgos que puede generar en los mercados su política de bajos tipos de interés y compras masivas de títulos de deuda. En cuanto a los riesgos de apalancamiento, hay tensiones puntuales en los precios inmobiliarios en algunos países, cuando la confianza económica en la zona euro marca máximos desde 2001; subió en octubre 0,9 puntos, hasta los 114, su nivel más alto desde enero de 2001. Por su parte, la confianza en la economía del conjunto de la Unión Europea también creció 1,1 puntos, hasta los 114,2, su cota más elevada desde junio de 2007. Todo ello, en un entorno en el que el PIB sube y el desempleo cae. El crecimiento de la eurozona crece un 0,7 % en el tercer trimestre, el paro en la eurozona mantiene mínimos de 2009 en septiembre, hasta el 8,9 % y la inflación de octubre se modera al 1,4 %, en mínimos desde julio.

Mientras, los precios del petróleo se afirman cerca de máximos en dos años por los recortes en el suministro, aunque las perspectivas de un incremento de las exportaciones de crudo desde Estados Unidos enfriaban el optimismo que llevó al Brent a máximos en más de dos años sobre los 60 dólares por barril. La decisión de Irak de elevar las exportaciones petroleras desde sus puertos en el sur para compensar interrupciones de suministro desde sus yacimientos de Kirkuk, en el norte, afectó al mercado durante las negociaciones de más temprano. Pero el impulso alcista ha sido respaldado por una promesa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros exportadores de reducir la producción en alrededor de 1,8 millones de barriles por día para apuntalar al mercado.

Sin comentarios | Leído 56 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*