¿Acuerdo definitivo para la producción de crudo?

Parece que el mercado de crudo entra en una senda en la que se despeja algo de incertidumbre: Un último esfuerzo diplomático para garantizar un acuerdo sobre el recorte de la producción… lo cual dispara los precios al alza. Mientras, en Europa, la economía real da un relativo respiro: el PIB crece en el tercer trimestre, pero en línea con el trimestre anterior, en contraste con la economía nipona que despega por encima de las previsiones. ¿Y en el mercado de divisas? Ya hay voces que plantean una paridad euro/dólar a tenor de los últimos acontecimientos.

El mercado del crudo al alza, celebrando la posibilidad de llegar a acuerdos en el seno de la OPEP para recortar la producción. Así, ambas referencias (Brent en Europa y West Texas en Estados Unidos) superaron subidas intradía por encima del 5% en la zona de los 46,5 dólares/barril. Se incrementan los contactos entre miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo para cerrar los detalles de un acuerdo para congelar su producción, si bien los detalles de ese acuerdo deben cerrarse en el encuentro previsto en Viena el 30 de noviembre. Los precios han caído más de un 50% desde 2014. Qatar, Argelia y Venezuela encabezan la ofensiva para superar la división entre los mayores productores del grupo y no se descarta que otro de los mayores productores, Arabia Saudí, se sume al acuerdo. Sin embargo, hay grandes diferencias entre lo que los países dicen estar produciendo y lo que el grupo dice que sus propios miembros producen.

Por su parte, en la economía real, indicios de cierto optimismo. 1) De un lado, en Europa, el PIB de eurozona aumenta un 0,3% en el tercer trimestre y un 0,4% el de la Unión Europea, en línea con los tres meses anteriores. Y 2) El PIB de Japón avanza más de lo esperado en el tercer trimestre: creció ente julio y septiembre un 2,2% interanual, el tercer trimestre de subidas consecutivas, gracias principalmente al aumento de las exportaciones. Sin embargo, no todo han sido buenas noticias: existen síntomas de debilidad en este repunte. Entre ellos, el mínimo crecimiento del consumo doméstico o el estancamiento de la inversión de capital corporativo, que este trimestre se mantuvo plano. Es la primera vez que Japón encadena tres avances trimestrales consecutivos desde 2013, algo poco habitual en los últimos años.

Y en el mercado de divisas, se plantea de nuevo la posibilidad de una paridad euro/dólar. La victoria de Trump y las expectativas de que está creando un controvertido plan económico ha dado fortaleza al dólar. Se especula con más alzas de tipos por la llegada de la inflación. No se descarta que el euro pudiera caer hasta los 1,05 dólares este año, mientras que se apuesta a que lo hará por debajo de la paridad para finales de 2017, concretamente hasta los 95 centavos de dólar por unidad de la divisa única.

Sin comentarios | Leído 18 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *